La última actualización de Windows 10 se veía con cierto temor. No en vano sus precedentes habían tenido mal comienzo debido a los errores iniciales. Ahora, Windows 10 May 2019 Update demuestra su rendimiento y ya es la actualización de Windows 10 más usada.

Windows 10 May 2019 vuelve a la senda del éxito

Terminamos el mes de septiembre y desde AdDuplex ya tienen los datos de septiembre. Los de Redmond han conseguido que esta actualización gane gran relevancia y, los números hablan por si solos.

Tras  solo cuatro meses desde su lanzamiento esta compilación ya aglutina un 45,5% de los usuarios de Windows 10. Además, con la inminente actualización acumulativa de septiembre, podríamos ver como estos números se disparan hasta el 60%.

Recordemos que Microsoft quiere empezar a potenciar la actualización de los equipos que llevan más de un año sin actualizarse (Desde AdDuplex han indicado que la versión 1803 ha sido la que más ha caído). Esto supone que los usuarios en la actualización 1809 muy pronto comenzarán a actualizar a la versión 1909. Un impulso que, sin números muy pretenciosos supondría llegar hasta casi dos tercios de los usuarios.

Una gran estrategia que da sus frutos

Parece que por fin Microsoft puede empezar a olvidarse de las versiones anteriores de Windows 10. Este año, podríamos ver como los de Redmond terminan el año con más de un 60% de sus usuarios actualizados a la última versión de Windows 10. Esto sin duda es todo un éxito.

Parte de este éxito recae en la decisión de convertir la actualización 1909 en una actualización acumulativa. De esta manera nos aseguramos que la actualización tiene menos problemas de aceptación, su despliegue es más rápido y los datos son mejores.