Bienvenidos a la isla Mokumana, ubicación de este original juego desarrollado por Villa Gorilla y distribuido por Team 17. En él acompañaremos a un pequeño escarabajo pelotero que tiene por empleo ser el repartidor de correos de la isla y tendrá por misión salvarla.

Jugabilidad

La propuesta del juego es muy original, unir el subgénero conocido como metroidvania (juego no lineal con un mapa interconectado donde progresar en él y conseguir nuevas habilidades nos dará acceso a zonas hasta el momento bloqueadas) y el pinball.

Pero más allá de esta origina ideal la gran apuesta del juego es que la experiencia sea dinámica, que no se corte, es por ello por lo que no encontramos pantallas de carga o que el personaje muera en el juego, el resultado es que no pararemos de jugar hasta acabarlo.

Pero a pesar de que es muy divertido y sus diferentes mecánicas funcionan muy bien se echa en falta algo más de complejidad en las secciones de pinball y un poco más de dificultad en todo el juego.

Una historia suficiente pero poco más

El juego comienza con la llegada de nuestro amigo Yoku a la isla, un simpático escarabajo pelotero que viene a sustituir hasta el que era en ese momento el repartidor de correo. Aunque descubrirá que debe salvar a la isla de un misterioso enemigo llamado Matadioses del cual no se sabe su aspecto.

Aunque la narrativa sea correcta para el juego encontramos que es muy plana, tiene pocos sucesos inesperados y conocemos su estructura prácticamente desde el comienzo de nuestra aventura por la isla.

Esta se basa en hacer que los 3 líderes de las diferentes facciones acudan al pueblo para que salven la isla, para ello debes de llegar hasta ellos, superando las diferentes dificultades que hay por el camino, y cuando llegamos debemos ayudar al líder en cuestión con un problema con el que está ocupado.

Gráficos y música

El apartado visual es sin duda una de las grandes virtudes del juego, el cual se ve beneficiado de manera vital por el trabajo artístico. Todas las zonas de la isla son espectaculares, desde la zona tropical a la nevada. Con un diseño de personajes que hace que sean muy fácilmente reconocibles. Pero si fuera un poco más detallado el resultado final podría ser mucho mejor.

La banda sonora es de lo mejor del juego, formada por algo más de una docena de temas crea una atmósfera propia que nos recuerda diferentes sensaciones y le da personalidad a cada una de las zonas de la isla, pero nos gustaría algún tema más como el que aparece en la pantalla de inicio.

Duración y pulido

La duración del juego es buena, por un precio de 20€ nos dará dos tardes muy divertidas con un nivel de calidad que se mantiene a lo largo del juego, además de contar con algunas misiones secundarias que nos permiten alargar esa experiencia.

Pero nos gustaría un mapa algo más grande con una o dos zonas más que explote la gran base jugable que tiene el juego, es una lástima que no se acabe de aprovechar del todo. Hay que añadir que el juego está muy pulido y prácticamente no tiene errores, quitando que la selección de PNJs para hablar con ellos suele fallar o algún detalle de poca importancia.

Conclusión

Yoku’s Island Express es una propuesta original y divertida con una gran jugabilidad, gráficos y música pero que peca de no tener algo más de ambición y aprovechar esa gran base para crear una experiencia que roce la perfección. Aun así, es una gran apuesta para el verano que no tiene un precio excesivo y un gran punto de partida para el estudio Villa Gorilla del cual ya esperamos sus futuros proyectos.