En esta ocasión nos toca hablar de un juego de plataformas, un juego de la saga Wonder Boy con Monster Boy and the Cursed Kingdom. Este juego iba a ser totalmente diferente e iba a ser lanzado como parte de un proyecto de Kickstarter, sin embargo, la cosa se torció y al final, Game Atelier concibió este Monster Boy and the Cursed Kingdom.

Una experiencia de juego renovada

Aquellos que hayáis jugado un Wonder Boy sabéis que se trata de un plataformas cuya experiencia de juego varía en función del personaje que tengamos. Ahora en Monster Boy empezamos con una experiencia parecida pero, a medida que vamos jugando vemos como el modo de juego ha cambiado.

El juego comienza con un trailer que parece sacado de un anime japonés, esto nos puede desconcertar inicialmente aunque durará poco. Pronto veremos que la historia es bastante sencilla y que nuevamente tendremos que derrotar a múltiples enemigos.

Con Monster Boy estrenamos un nuevo personaje, el cerdo, y diferentes coleccionables. Existen más puzles, algunos con mayor complejidad, y por primera vez tenemos también misiones de sigilo y carreras. Nuevas maneras de explorar la saga que hacen que la experiencia sea más dinámica.

Escenarios mas grandes, más precisión y más puzles

Inicialmente, podríamos pensar que los escenarios son muy semejantes pero, a medida que vamos jugando nos damos cuenta de la dimensión del juego. Cada área es mayor que la anterior y los retos, puzles y armaduras son más complicadas de conseguir. Alcanzar el 100% es una tarea de lo más complicada pero satisfactoria. Nosotros nos hemos quedado en un 81% tras más de 30 horas.

Además, como ya ocurriera en otros juegos de esta saga, hay momentos para homenajear a esta saga que tiene mucho tiempo a sus espaldas. En ciertas etapas del juego veremos misiones en las que tendremos un cambio al estilo de 8bits. Son sencillas pero nos recuerdan todo el tiempo que tienen a sus espaldas.

La inclusión de nuevas armas, nuevas mecánicas y nuevos enemigos (Los dragones estaban algo pasados) le ofrece a este juego un toque de frescura. El genero de plataformas tiene todavía mucho que contar y este Monster Boy es una prueba de ello.

Conclusión

Tras más de 30 horas jugadas, algunas de las cuales hemos empleado para conseguir monedas para todas las armas, podemos decir que Monster Boy and The Cursed Kingdom es un gran relevo para este clásico de plataformas que envejece muy bien.

Las nuevas mecánicas, la variedad de armas y los nuevos mapas, con un nivel de detalle increíble, hacen que deseemos que esta saga prosiga en el tiempo. Los juegos de plataformas siguen teniendo sus seguidores y este es un ejemplo perfecto de este tipo de juegos.

Solo podríamos criticar que el cambio entre personajes requiere dos toques en el mando cuando lo ideal sería un cambio con un botón para agilizar esto. El cambio entre personajes es una mecánica fundamental del juego y se ve ralentizada en Xbox One por esto. El resto, su banda sonora, su diseño, sus diferentes opciones son sencillamente sensacionales.

La presencia de NPC con misiones secundarias como las partituras o las fraguas hacen más dinámica y diferente la historia. La gente de Game Atelier han hecho un trabajo sensacional y esperamos poder seguir viendo juegos tan entretenidos.