El mayor problema de las dos actualizaciones anuales de Windows 10 es que la gente tarda en actualizar. Microsoft tiene un pequeño problema y los usuarios no actualizan con la frecuencia que deberían. Ahora, han empezado a forzar a aquellos cuyo soporte está a punto de expirar.

Windows 10 May 2019 Update cada día más presente

Con el movimiento de Microsoft de forzar a los usuarios a abandonar las versiones con más de un año de antigüedad los de Redmond buscan avanzar. Ofrecer soporte a versiones antiguas de Windows siempre ha ralentizado el desarrollo de su sistema operativo y Microsoft quiere poder avanzar sin lastres.

La última vez que consultamos las cifras de Windows 10 May 2019 Update (La versión 1903) esta estaba presente en un 6,3% de los equipos con Windows 10. En el último mes hemos visto un crecimiento de un 5%.

La versión que más variación ha visto es la actualización de abril del año pasado, aquella a la que se está forzando a actualizar a los usuarios. Con esto, Microsoft ha conseguido reducir también la presencia de versiones más antiguas. Esperamos que el movimiento no resulte demasiado molesto a los usuarios y que Microsoft pueda movilizar a ese 58% de los usuarios que siguen anclados en la actualización de abril del año pasado.

Sorprende que la actualización de abril del año pasado sea la más utilizada después de los problemas que tuvo durante su lanzamiento. Del mismo modo, la actualización de noviembre del año pasado que también atesoró múltiples críticas dispone de un 30% de los usuarios y pronto podría ser la más usada.

 

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here