Tras la conferencia del E3, quedaron muchas dudas en el aire sobre xCloud. Sobre este tema solo se indicó que podríamos usar nuestras consolas Xbox como servidores desde cualquier parte del mundo y que comenzaría su andadura en el mes de octubre. No hubo más datos sobre el servicio; sin embargo, hubo una pequeña demo para los medios asistentes jugando a Halo 5.

Latencia de transmisión de 4 ms

Los enviados de Ars Technica pudieron poner a prueba el servicio de streaming de Microsoft con Halo 5 sobre un Galaxy S8, junto a un mando de Xbox conectado por USB. El teléfono estaba conectado a Internet gracias a la red WiFi del auditorio, aunque Microsoft no quiso especificar los detalles de la conexión.

Halo 5 pareció desenvolverse sin problemas, respondiendo de forma natural a los controles a una tasa de frames de 60 fps. Sin embargo, aunque los de Redmond no quisieron aportar datos sobre la latencia en tiempo real, el equipo del medio estadounidense logró hacer los cálculos necesarios gracias a un vídeo en cámara lenta, a 240 fps, capturado por un iPhone.

Con la prueba realizada, se demuestra que el tiempo transcurrido desde la pulsación del botón A hasta su respuesta en el juego era de 16 fotogramas de un vídeo a 240 fps, lo que resulta en una latencia de 67 milisegundos. Teniendo en cuenta que la latencia de entrada de Halo 5 sobre Xbox One es de 63 milisegundos, el resultado de la latencia de transmisión es apenas imperceptible.

Stadia queda lejos de xCloud

En comparación, el servicio de streaming de Google, Stadia, queda algo lejos incluso en conexiones cableadas. Según Digital Foundry, la latencia es de 166 ms, aunque baja hasta los 100 ms al jugar sobre PC a 60 fotogramas por segundo. Sin embargo, debemos recordar que Google indicaba que este resultado se obtenía en una conexión a Internet de 200 Mbps.

Incluso, en el medio americano indican que la demo de Halo 5 es prácticamente indistinguible de una partida local. Tendremos que esperar a la Gamescom o al X019 para conocer más detalles sobre xCloud. Sin embargo, los resultados demuestran que la infraestructura de Microsoft está algo por encima de la propuesta de Google. ¿Qué esperáis de xCloud? ¿Lograrán ofrecer una experiencia nativa?