Los tiempos han cambiado mucho. Quienes en su momento eran rivales parecen haber encontrado puntos en común para trabajar juntos. Parece que Satya Nadella es experto en limar asperezas con rivales históricos y en este caso el rival era Sony.

Sony y Microsoft firman un acuerdo de colaboración estratégica

Ayer, estos dos gigantes tecnológicos acordaban asociarse en nuevas innovaciones para mejorar las experiencias de los clientes. Esto se realizará a través de sus plataformas de entretenimiento y mediante soluciones IA.

Microsoft forma a nuevos expertos

Bajo un acuerdo firmado por las dos compañías trabajarán para el desarrollo en la nube de contenido de juegos y contenido bajo demanda. Además, Sony hará uso de las soluciones de centros de datos de Microsoft Azure para los contenidos de Sony en juegos y bajo demanda.

Mediante este trabajo conjunto, las compañías quieren ofrecer las mejores experiencias para sus clientes en todo el mundo. Estos esfuerzos también incluyen crear nuevas plataformas para el desarrollo de contenidos. Un acuerdo que también incluye el área de imagen de Sony donde Microsoft podría incorporar Azure IA para ofrecer mejores resultados.

Contarán con la IA de Microsoft
Sony

Una colaboración para luchar contra los nuevos rivales

Mucha gente ha visto en este acuerdo la debilidad de Microsoft en el mercado de los videojuegos. Otros lo achacan a la necesidad de Satya Nadella de incorporar sus servicios en todos lados, aunque refuercen a la competencia. Otros lo achacan a Google Stadia.

La realidad es que va a haber múltiples plataformas ofreciendo videojuegos bajo demanda y el hardware ya no es tan importante. Sony y Microsoft han disfrutado de una lucha encarnizada entre los dos con Nintendo como testigo de excepción.

Phil Spencer habla al respecto

La llegada de Google Stadia podría complicar esta relación de dos marcas bien posicionadas. Microsoft prefiere un rival conocido que tener que competir con Google en un nuevo área. Por otro lado, al reforzar a Sony consigue una parte del beneficio de Sony.

Google ha conseguido que aun siendo desconocido en el mundo de los videojuegos se hable de ellos. Sin disponer de ningún juego o franquicia propia ha conseguido despertar la curiosidad de los usuarios. Ahora, es el momento de Microsoft y de Sony de plantear alternativas a Google Stadia y hacerlo con sus mejores exclusivos y su experiencia en este área.