La llegada del final de soporte a Windows 7 parece haber afectado a las cifras de este sistema operativo. Durante el mes de marzo se ha visto una caida en el número de usuarios de más de un dos por ciento. Un preámbulo a lo que podríamos ver durante los próximos meses, sobre todo en empresas.

Windows 7 comienza a perder usuarios por el final de soporte

A Microsoft se le pueden echar en cara muchas cosas pero, en soporte son ejemplares. Tras 10 años desde su lanzamiento, este será el ocaso del soporte de Windows 7. En un mundo donde la tecnología avanza a un ritmo difícil de seguir, los de Redmond han ofrecido soporte de diez años para su sistema operativo.

Ahora, con el final de soporte los usuarios de Windows 7 comienzan a dar por fin el salto a Windows 10. No se contempla en general dar el salto a Windows 8/8.1 y se salta directamente a Windows 10 que, tras muchos años en el mercado demuestra una gran madurez.

Windows 10, según los datos de NetmarketShare dispone de una cuota de un 43,62%, unos números bastante bajos ya que Windows 7 dispone de un 36% que debería disminuir paulatinamente. Así, Microsoft puede comenzar a centrar sus esfuerzos en un único sistema operativo y dejar atrás el lastre del pasado que tanto le ha ralentizado.