La saga Final Fantasy es una de esas historias que no necesitan presentación. Este es el ejemplo de un RPG oriental. Igual que se habla del tipo de juego Metroidvania podría hacerse lo propio con Final Fantasy. Una serie que comenzó en los años ochenta y que mantiene su frescura a pesar de haber pasado más de treinta años.

Sin embargo, dentro de toda saga siempre hay historias que han conquistado a los jugadores. Una de ellas es sin duda Final Fantasy VII. Llegó antes del cambio de siglo y, por aquel entonces no existía Xbox por lo que llegó a Play Station y PC. Ahora, con el cambio de siglo llega este clásico de 1997 a Xbox One remasterizado.

Ya puedes jugar a Final Fantasy VII en Xbox One

Si antes indicábamos que Final Fantasy había definido los RPG japoneses, esta entrega es la responsable de hacer eso mismo pero en tres dimensiones. Este es uno de los motivos que se recuerda con gran cariño. La historia de estos personajes que quieren salvar la tierra no es tan relevante como el juego en si mismo.

No en vano este juego de la saga creada por Hironobu Sakaguchi ha vendido más de 10 millones de unidades en todo el mundo y con esta nueva plataforma muchos nostálgicos comprarán esta entrega. Además, la saga Final Fantasy no tiene apenas conexión entre las historias así que sino habéis jugado a ninguno no os preocupéis, os adaptaréis enseguida.