Llevamos meses esperando la salida del nuevo Microsoft Edge con el motor Chromium anunciado por los de Redmond hace unos meses. No sabiamos más que el cambio de motor, y la impaciencia de la gente se hacía notar. Es por ello que desde hace unos días hemos visto las capturas de este nuevo navegador, e incluso algún vídeo.

Ayer se filtró por fin una versión anterior a la que será la próxima beta pública que llegará en un futuro. Aunque es un peligro y puede poner el riesgo nuestros datos y nuestra información, hemos descargado y probado esta nueva versión de Microsoft Edge en su versión 75.0.109 y no ha podido dejarnos con un mejor sabor de boca.

Una interfaz renovada con rastros del pasado

Una de las grandes incognitas cuando anunciaron que no sería unicamente un cambio de motor y ya, es que interfaz tendría este nuevo programa. Esto se pudo resolver hace unos días con las capturas que aparecieron en la red, y en las que se podían ver que recordaba mucho a Chrome, algo achacado a la comodidad de los usuarios.

Microsoft Edge con Chromium en su nueva interfaz

Por suerte, la intención de Microsoft no es dejarlo así, y es por ello que podemos ver un cambio en la interfaz en la que se parece más que antes a Edge, sin perder ese rastro de Chrome. A partir de ahora, tendremos la imagen de nuestro usuario con el que hayamos iniciado sesión, junto a los tres puntos de la configuración.

Una configuración completamente nueva

Hablando de la configuración, es donde más vamos a encontrar los cambios, y es que a partir de ahora tendremos una página dedicada a la configuración del navegador, y no únicamente un menú lateral. Por supuesto, al igual que ocurre en Chrome, tendremos las opciones más habituales a mano, pero si queremos algo más habrá que acceder a la configuración.

Los favoritos, el historial, las extensiones y opciones de accesibilidad son las que podremos ver principalmente accediento a los tres puntos de la barra superior. Gran parte de los usuarios no necesitarán acceder a nada más.

Dividido en diferentes secciones, nos encontraremos con todo lo necesario para dejar el navegador a nuestro gusto. Podremos hacer que la imagen de perfil sea uno de los iconos preestablecidos, los permisos que tiene el navegador frente al software o incluso cambiar el idioma que tendrá nuestro navegador, que al menos en la versión filtrada no funciona.

Accede a funciones experimentales con edge://flags

Al igual que ocurre con Chrome, hay una serie de funciones que están desactivadas por defecto, o que pueden no actuar como nos gustaría a nosotros. Para esto, podemos acceder a edge://flags donde conviene que sepamos lo que estamos tocando o puede afectar al rendimiento de nuestro navegador.

Edge flags de Microsoft Edge con Chromium

Una de las funciones más destacadas que podremos activar gracias a esto es el tema negro del navegador, y es que si bien es cierto que en su versión final debería venir incluido por defecto en base al sistema, de momento hay que activarlo en esta opción.

Tema negro de Microsoft Edge con Chromium

Además, aquí habrá novedades que llegarán en un futuro al navegador, o incluso veremos nuevas versiones y funciones de javascript y mucho más.

Microsoft Edge con pleno soporte para PWA

Al ser un navegador basado en Chromium, veremos como contamos con el soporte nativo para las aplicaciones PWA que podemos ver en Chrome, y que nos permitirán utilizar las páginas que queramos como una aplicación independiente.

Eliminaremos las barras de búsqueda y otras opciones, que se trasladarán a los tres puntos en la barra superior, e incluso tendrán su propio icono en la barra de tareas. Si hemos utilizado las aplicaciones de Chrome no habrá ninguna sorpresa respecto a ellas.

Tus extensiones de Microsoft Edge y Chrome son validas

Unas de las funciones de los navegadores actuales más importantes son las extensiones. Con la llegada de Microsoft Edge con EdgeHTML, nos encontramos con que el soporte estaba, aunque era necesario que los desarrolladores creasen las extensiones propias.

Con este nuevo navegador, dispondremos directamente de todas las extensiones de Microsoft Edgeaquellas de Chrome Web Store, aunque tendremos que activarlo en configuración. En apenas un click podremos instalar aquellas que queramos.

Cuando estemos en la extensión que queramos, bastará con darle a añadir, y a partir de aquí confirmarlo. Funcionan realmente bien, y se situarán al lado de la imagen de nuestro perfil, accediendo a la web o menú disponible según como esté hecha.

Microsoft News no se va a ningún lado

Una de las cosas que estaban disponibles nada más abrir una nueva pestaña en Microsoft Edge, es la integración con Microsoft News, el servicio de MSN que nos ofrece un vistazo a la actualidad. Por supuesto, esto seguirá en esta nueva versión.

En la pantalla de inicio podremos elegir si queremos que aparezca la imagen del día de bing, si queremos que únicamente salgan nuestros sitios principales o si, por el contrario, queremos ver las noticias lo primero. A partir de ahora será el usuario el que decida.

Una de las mayores ventajas de este nuevo navegador es que podremos personalizar más las fuentes de noticias que nos van a aparecer en una nueva pestaña. En el viejo había una ligera personalización, y en este podremos decididr los temas que nos aparezcan en una mayor selección.

Comparativa entre la personalización de Microsoft Edge antiguo y de Microsoft Edge con Chromium

Funciones que se van con el cambio de motor

Por desgracia, parece que novamos a disponer de todas las funciones que tenía el viejo Edge, o al menos no de entrada. Una de estas es aquella que nos permitía gaurdar nuestras pestañas para utilizarlas en el futuro. Esta función para reservar pestañas se encontraba a la izquierda de las pestañas, que como vemos ya no aparece.

Sin movernos de la barra de pestañas, veremos que a la derecha de estas solo se encontrará el simbolo para añadir otra nueva, echando en falta la flecha para abrir la presvisualización de las pestañas, y que esperamos que vuelva más pronto que tarde, sobre todo sabiendo los últimos añadidos de Google en Chrome.

A partir de este navegador, el diseño será más plano que en Microsoft Edge, por lo que no dispondremos de ninguna de las funciones que incluye Windows 10 desde las últimas versiones, como es Fluent Design. Es posible añadirlo a las aplicaciones Win32, por lo que seguramente lo veamos más pronto que tarde, si todo va bien.

Quizás lo que más se puede notar como una falta es el soporte para Windows Ink, con el que Microsoft nos permitía realizar anotaciones directamente sobre una web  guardar una instantanea de ello.

Un rendimiento que el viejo Microsoft Edge envidia

La mayor queja que tenía el viejo navegador era el continuo problema de rendimiento qe nos ofrecía Microsoft Edge, ya sea con pestañas que no cargaban como debería, aquellas no adaptadas correctamente o simplemente una ralentización respecto a otros navegadores.

Por ello, que no sorprende que Microsoft haya decidido realizar el cambio de motor, y se nota que ese principal motivo del cambio le ha sentado realmente bien a Edge. Funciona rápido, bien, y es perfecto para el día a día. Además, aquellas que más problemas daban, como eran las de Google, ya no supondrán ningún probelma y cargarán como deberían.

Si estabamos contentos con como nos funcionaba Edge, seguramente este nuevo navegador nos dejará mucho más contentos. Un ejemplo de esta mejora, es en WordPress, donde una gran cantidad de palabras y contenido ralentizaban al navegador, al punto de que costaba utilizarlo. Con Microsoft Edge bajo Chromium no notaremos problemas. De hecho, todo esto se ha realizado con el nuevo navegador.

Un gran futuro por delante

Una vez probado, se puede notar como es realmente un navegador que vale la pena darle una oportunidad, y es que es muy probable que no solo no decepcione, si no que además valga la pena utilizarlo en nuestro día a día.

Todavía puede mejorar, pero para no haber salido aún ni en forma de previa, es un gran comienzo por parte de Microsoft, que seguramente sigamos viendo como mejora. Además, no debe faltar mucho para que la libere viendo lo bien que funciona, para lo cual ya deberá funcionar correctamente la sincronización y la selección de idioma. ¿Qué os parece el nuevo navegador? ¿Le dareis una oportunidad?