Las tiendas de apps han supuesto una fuente de ingresos increíble para empresas como Google o Apple. Los márgenes de estas empresas son muy elevados y los desarrolladores solo pueden aceptar los términos.

La única que ha conseguido escapar esta espiral ha sido Epic Games. El éxito de Fortnite ha permitido a Epic escapar el peaje de Google y ofrecerlo sin pasar por caja.

Microsoft cede el beneficio a los desarrolladores

El año pasado, durante la Build 2018, Microsoft anunciaba que pasarían a ofrecer a los desarrolladores un 95% del beneficio de las apps. Se incrementaban desde un 70% y le devuelve al desarrollador el control.

La categoría más popular, los juegos, tendrán un reparto de un 85%. Este reparto será de un 85-15 cuando las compras de realicen desde enlaces de afiliación y promocionales. Con esto Microsoft cumple lo prometido y reduce su margen de beneficio para que los desarrolladores vuelvan a tener la última palabra. Esto, debería volver a animar a los pequeños desarrolladores a recuperar la ilusión.

Smarphone Android

Cabe recordar que si comparamos con otras tiendas, Google y Apple cobran un 30% de comisión a los desarrolladores. Y solo en el caso de que las suscripciones duren más de un año la empresa de Mountain View reduce su comisión a un 15%. En Microsoft solo tomarán un 15% cuando los compradores de la app la encuentren buscando en la Store o mediante promociones, algo que tiene cierto sentido.

Nos alegra ver que Microsoft cumple con sus promesas y reduce su margen de beneficio al mínimo. También con esto Microsoft quiere plantar cara a Steam y acercarse a la comisión de la Epic Store que solo se lleva un 12%. Parece que ahora los desarrolladores volverán a tener mayor control frente a las comisiones abusivas de un 30% que todavía vemos en los smartphones y que deberán cambiar para adaptarse.