Como bien sabemos la guerra por el videojuego en streaming está servida, Microsoft, Google o Electronic Arts son solo algunas de las empresas que ven en esta nueva manera de jugar una oportunidad para hacer negocio.

La propuesta de Microsoft ante esto es el proyecto xCloud, del cual sabemos que cada servidor de este servicio estará formado por 4 Xbox One S. Aunque también los rumores hablan de que se hará lo mismo con Scarlett (la próxima consola de Xbox) para ofrecernos una mejor experiencia de juego.

Visto el deseo de Phil Spencer de llevar el Game Pass a todos los dispositivos es muy probable que se utilice la infrastructura de xCloud para llevar estos juegos a otras plataformas ante las posibles dificultades de que lleguen de manera nativa.

Lo cual beneficiará a las consolas Xbox, ya que el objetivo de Microsoft según cuenta la descripción de su conferencia en la GDC 2019 es que cualquier juego de Xbox funcione en xCloud. Esto puede ser un atractivo incentivo para que los desarrolladores lleven sus juegos a Xbox.

Aunque sea como sea parece que veremos el futuro de xCloud en el próximo E3.