Cuando Microsoft acabó con Windows 10 Mobile, mucha gente se apresuró en indicar que lo siguiente sería Xbox. La realidad es que Xbox no atravesaba sus mejores momentos. La plataforma de videojuegos de Microsoft había comenzado con mal pie debido a una decisiones un tanto inadecuadas. Vamos a repasar las decisiones que han impulsado este cambio.

Recuperando el terreno perdido

La historia comenzó con el lanzamiento de Xbox One con Don Mattrick. Ya sabéis todos que el lanzamiento con Kinect junto con polémicas decisiones supuso que Microsoft comenzase la generación con unas ventas muy bajas. Poco tiempo después, Microsoft ponía al frente a Phil Spencer.

Aún así, vimos como Microsoft cerraba su estudio Victoria y su estudio LionHead. Además, se sumo la cancelación de ScaleBound, el juego RPG exclusivo de Platinum Games. Era la época más oscura de Xbox. Incluso se rumoreo el posible cierre de Rare.

Llegó Xbox One S, la evolución de la Xbox One con un precio increíble y unas dimensiones mucho más comedidas. Microsoft estaba consiguiendo cambiar la opinión de la gente pero, todavía había mucho trabajo por hacer.

Xbox Play Anywhere fue otro de esos elementos diferenciales. Con una única compra podemos jugar en Xbox One o en Windows 10. No muchos juegos disponen de esta catalogación pero, aquellos que cuentan con esto nos permite continuar donde lo dejamos en nuestra consola o PC.

Si a esto le sumamos el servicio Xbox Game Pass, las cosas han mejorado mucho. El servicio de suscripción de juegos de Microsoft ha conseguido aglutinar grandes juegos entre los que se encuentran todos los juegos de Xbox Game Studios en el mismo día de su lanzamiento.

Esto solo es el principio…

Tras haber lanzado Xbox Game Pass, la empresa de Redmond necesitaba juegos propios. Así, el año pasado incorporó a seis nuevos estudios para ofrecer múltiples juegos exclusivos cada año. Además, Microsoft sigue interesada en incorporar nuevos estudios con los que ofrecer un catalogo más variado.

Mientras tanto, se sigue trabajando en la que será la siguiente consola o consolas de Microsoft. Hablamos de Scarlett y de una posible Xbox sin disco centrada en el juego en la nube. En Redmond quieren llevar la batuta en la próxima generación.

El último proyecto clave es xCloud. Con esto, Microsoft quiere que las consolas dejen de limitarnos. La visión del equipo comandado por Phil Spencer pasa porque podamos jugar donde queramos y cuando queramos.

microsoftinsiderxyz

1 Comentario

  1. Yo opino que el futuro de Xbox es el terminar con la consola física, será solo es un servicio, de ahi a que xCloud será compatible con cualquier dispositivo sin importar el sistema operativo. Pero aun queda algún tiempo para eso. Durante un tiempo convivirán la consola y la nube, pero a corto plazo creo que terminará siendo asi.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here