Este CES 2019 de Las Vegas nos está dejando una gran cantidad de noticias, y quizás una de las conferencias más esperadas por los usuarios haya sido la conferencia de Intel. Y es que la compañía californiana tiene por delante un largo camino si quiere poder competir con la cada vez más puntera AMD.

Ice Lake, los 10 nanómetros de Intel

Así, Intel se ha presentado en este CES 2019 con los que serán sus nuevos procesadores de 10 nanómetros bajo arquitectura Sunny Cove, los chips Ice Lake. Unos procesadores que, de no sufrir nuevos retrasos, estarían disponibles para los principales fabricantes antes de que termine este año. Sí, antes de finales de 2019.

Con esta arquitectura Ice Lake de 10 nanómetros, la cual hace uso de la Inteligencia Artificial, Intel promete mejoras sustanciales en la gráfica integrada dando paso a la Gen11 con nada más y nada menos que 1 TFLOP. Unos chips que además de ofrecer un rendimiento de lo más interesante incluirán soporte para HMDI 2.0, Thunderbolt 3, WiFi 6 y DL Boost.

Lakefield, la promesa por la gran autonomía

Uno de los puntos flojos de Intel frente a Qualcomm y sus procesadores ARM lo encontramos en el consumo energético. Y es que los procesadores ARM son capaces de ofrecer unas autonomías que hasta ahora los equipos con procesadores Intel no podían ni siquiera llegan a soñar. Y esto es algo que Intel quiere cambiar con Lakefield.

Lakefield es la apuesta de Intel por Foveros 3D, la arquitectura híbrida con la que la compañía norteamericana busca ofrecer un procesador con cinco núcleos diferentes. Un procesador compuesto por cuatro núcleos Atom y un núcleo Sunny Core de 10 nanómetros.

Crece la novena generación de procesadores de Intel

Pero no todo ha quedado con la presentación de los chips Ice Lake y Lakefield, ya que el gigante de Mountain View también ha presentado una nueva gama de procesadores de novena generación basados en Cofee Lake-Refresh que se unen a los 9900K, 9700K y 9600K ya presentes.

Intel en el CES 2019

De esta manera, además del i5-9400, la compañía también ha hecho oficial los procesadores Intel i3-9350KF, i5-9400F, i5-9600KF, i7-9700KF y i9-9900KF. Cinco nuevos procesadores que destacan por no disponer de tarjeta gráfica integrada. Algo que permitirá al fabricante norteamericano reducir los descartes en chips donde las CPU están bien y las iGPU presentan problemas.