Los rumores llevan surgiendo desde hace algún tiempo en relación a la siguiente generación de consolas Xbox One. En lugar de comprar un hardware potente y cerrado a posibles actualizaciones, los usuarios podríamos poder comprar una máquina con acceso a internet rápido y poder jugar los juegos por internet. El encargado de potenciar esta bestia sería nuevamente AMD.

AMD Picasso, el cerebro de la nueva Xbox

Los planes de Xbox son de lo más ambiciosos. Por un lado mediante el Proyecto xCloud, que quiere ofrecer retransmisión de juegos con baja latencia en un gran número de dispositivos. También quieren lanzar la ansiada primera Xbox sin lector de discos, eliminando una de las últimas piezas mecánicas.

El éxito de Xbox Game Pass es evidente. Microsoft ha sabido posicionar de una manera sensacional el llamado Netflix de los videojuegos y Game Pass está arrasando. La principal ventaja es que no existe nada igual por el momento. Xbox es la única consola que ofrece una suscripción de este tipo.

Las fuentes cercanas al medio WCCFTech han indicado que la próxima Xbox de bajo coste funcionaría bajo una APU semi personalizada AMD Picasso. El chip Picasso estándar es el que se está rumoreando para el Surface Laptop con procesador AMD.

La línea de productos Picasso dispone de un consumo ideal. Un elemento obligatorio para cualquier consola ya que permite también un tamaño reducido. Esto permitiría a Microsoft reducir de manera sustancial el precio de su futura Xbox.

Xbox tiene ante si la posibilidad de coronarse como rey indiscutible en la próxima generación de consolas. Además, podría ofrecer mediante el Proyecto xCloud una experiencia similar en smartphones y tablets y arrasar en un mercado en auge y que sigue bajo el yugo de las tiendas de aplicaciones, salvo en el caso de Fortnite. La próxima generación se antoja emocionante.