Si algo se ha criticado a Microsoft desde el profundo cambio de diseño que supuso Windows 8 y que ha sido reorientado con Windows 10 es la falta de consistencia del mismo, pues a lo largo de la interfaz encontramos elementos propios de versiones antiguas de Windows mezclados con diseños modernos.

Un claro ejemplo de esto es el Panel de Control, el cual todavía no ha sido eliminado por parte de Microsoft para facilitar una transición más fácil para los usuarios, aunque se trata de un elemento que tiene los días contados.

Mezclador de volumen Windows

Paso a paso hacia un diseño unificado

Ahora, con la última build de Windows 10 (18272), vemos como otro clásico elemento de la interfaz de Windows, el mezclador de volumen, está cerca de desaparecer tal y como lo conocíamos para integrarse en el apartado de Configuración (como podemos observar en la imagen adjunta).

A nivel de funcionalidad no perderemos nada con este cambio, pero el sistema operativo ganará en consistencia en el apartado de la interfaz. Esperamos que Microsoft apriete el acelerador en este aspecto y renueve otras partes de la interfaz de Windows como el explorador de archivos y ponga finalmente punto y final al Panel de Control integrando todas sus funcionalidades en el apartado de Configuración.