Una de las características más apreciadas por los usuarios de Xbox y con una mayor acogida es la retrocompatibilidad. Poder disfrutar de grandes juegos de Xbox y Xbox 360 es impresionante. Hoy se suman a la titánica lista los juegos de Valve.

Valve se une a la apuesta por la retrocompatibilidad

El propio Phil Spencer explicaba la retrocompatibilidad entendiendo los videojuegos como una cultura. Para Phil Spencer es una lástima que grandes trabajos hechos por todo tipo de desarrolladores se pierdan en el tiempo por incompatibilidades. Con la retrocompatibilidad se busca poder disfrutar siempre de estos juegos. Según los datos que maneja Microsoft se han jugado más de mil millones de horas a estos juegos.

Desde hoy podremos jugar también a cuatro nuevos títulos que surgieron con Xbox 360 y que han sido mejorados para Xbox One X. Hablamos de Half-Life 2: The Orange Box, Portal: Still Alive, Left 4 Dead, y Left 4 Dead 2. Tanto si estáis volviendo a jugar estos juegos o si los volvéis a jugar podremos disfrutar de los gráficos mejorados para Xbox One X.

Los juegos de Valve en Xbox One X

Los juegos de Xbox 360 mejorados para Xbox One X trabajan en una resolución superior y el número de píxeles es nueve veces superior. La potencia de Xbox One X permite que el emulador de Xbox 360 muestre la mejor versión de los elementos originales y sin tocar el código del juego. Los juegos de hoy se unen a los 17 anteriores que han sido específicamente mejorados para Xbox One X desde Xbox 360.

Como indicábamos, la retrocompatibilidad se ha convertido en la seña de identidad de Xbox. Preservando los clásicos como parte del ADN Xbox. Así, Xbox One es la única consola ideal para jugar los juegos del pasado, presente y futuro. Los números hablan por si solos y ya hay más de 500 juegos de Xbox 360 compatibles, 21 títulos mejorados para Xbox One X y 32 juegos de la Xbox original.