Mucha ha sido la gente, entre la que me encuentro, que no ha considerado un buen producto Surface Go. Su procesador dejaba muchas dudas sobre su rendimiento y si realmente merecía la pena, por mucho que fuesen 399$/449€ su precio base. Además, no eran pocos los que esperaban que utilizase un procesador ARM, que sobre todo permitiría una mayor autonomía.

A pesar de esto, hemos visto en productos Intel como la batería se podía conseguir sin problemas. Con esta Surface Go, Microsoft ha indicado que se pueden obtener hasta 9 horas, algo más que una jornada laboral. Es algo que agradecerán aquellos usuarios que tengan que ir de un lado a otro, uno de los principales puntos donde se centra el dispositivo.

Surface Go
Pantalla10 pulgadas Pixelsense
1800 x 1200
Táctil de hasta 10 puntos
ProcesadorIntel Pentium Gold 4415Y
GráficaIntel HD Graphics 615
RAM8 GB
Almacenamiento128 GB SSD
AutonomíaHasta 9 horas
Puertos1 USB-C
1 Puerto de carga Surface
Lector de tarjetas microSDXC
Puerto para funda-teclado
Minijack 3,5mm
Sistema OperativoWindows 10 Home en modo S
OtrosWindows Hello
Soporte para Surface Pen con detección de inclinación
Soporte para Surface Dial fuera de la pantalla
Modo Studio

La marca de la casa sigue presente en Surface Go

A lo largo de la vida de Surface, hemos visto diferentes diseños, pero desde hace unos años se está haciendo bastante estándar entre los dispositivos de Microsoft utilizar el magnesio gris en el cuerpo de Surface y sus diferentes accesorios. Esto ha permitido crear una marca de familia que permite reconocer fácilmente, y es un material muy sólido que da buena resistencia al producto.

Los 2 en 1 de Microsoft fueron diferenciadores en el mercado, siendo una Tablet con todo el hardware del dispositivo, y un a mayores el teclado que permitía utilizarlo como un ordenador tradicional. Esto tenía mucho sentido con Windows 8 ya que era un sistema orientado completamente al entorno táctil, pero es una idea que se ha mantenido con la llegada de Windows 10.

Originalmente, solo existía un modelo que utilizaba un procesador de Nvidia y Windows RT, y durante dos años se fue renovando esta gama, combinado con la gama Pro que se hacía cada vez más famosa. Parece que han querido recuperar este dispositivo más sencillo y barato. De hecho, ya con Surface 3 permitían tener un Windows completo, y con esto lo hacen mucho más capaz, sobre todo en el uso del lápiz.

Además, mantiene la peana original, utilizando las mejoras que se incluyeron en Surface Pro 2017, permitiendo el modo Studio para una mayor comodidad a la hora de diseñar. Si miramos el hardware técnico de Surface Go puede que no esperemos mucho de ello, pero con el precio, es una gran opción para aquellos diseñadores que no requieran de mucho para llevarse de un lado a otro.

Surface Go y su peana con Modo Studio

Otra de las cosas que podemos ver en el cuerpo del dispositivo, es que se mantiene el logo de Microsoft con efecto espejo. Diferenciamos dos zonas en las que suponemos que influye la posibilidad de una Surface Go con conectividad 4G. Otro detalle muy importante es que no utiliza un ventilador, por lo que no hará ningún ruido, y ya vemos que no se espera que se caliente mucho mientras lo usamos, incluso cuando le exigimos mucho.

Pantalla

Muchos saben los buenos resultados que ofrecen las pantallas Pixelsense, habiendo sido en más de una ocasión valorada como una de las mejores pantallas que podemos encontrar en el mercado. Además, una de las ventajas que tenemos también es el soporte táctil y las posibilidad de utilizar el Surface Pen.

En cuanto a la pantalla no podemos quejarnos, obteniendo una muy buena experiencia en todos los niveles de brillo posibles, y demostrando como no han escatimado en este aspecto para reducir el precio. Tenemos una resolución de 1800×1200, más que suficiente para este dispositivo.

Surface Pen, Dial y Modo Studio

Este es quizá uno de los puntos más importantes de los usuarios de Surface, y es que Microsoft ha centrado en más de una actualización el software y el hardware para que lo diseñadores decidan coger el dispositivo de Microsoft para realizar su trabajo. Su máximo exponente fue Surface Studio, pero tendremos disponibles aquí gran parte de las novedades, a un precio casi 10 veces menor.

A medida que Microsoft presenta un nuevo Surface Pen, los dispositivos que van sacando a partir de ese son compatibles con este y las novedades que trae. Por supuesto, Surface Go es compatible con el último Surface Pen, que ofrece una respuesta de 21 ms siendo extremadamente rápido en la respuesta, con la posibilidad de detectar hasta 4096 puntos de presión y, lo más importante, detecta la inclinación del lápiz para ofrecer un mejor trazo.

El resultado de esto es simplemente impresionante. En el momento en el que empiezas a utilizarlo, cuesta renunciar a ello, siendo mucho más cómodo y atractivo visualmente, además de dar una mayor posibilidad a la hora de crear cualquier cosa.

Surface Dial es otro de los accesorios de Microsoft, que presentó junto al Studio y que permite utilizarlo colocándolo en pantalla, además de fuera de la misma con conectividad Bluetooth. De aquí fue llevado a los dispositivos más accesibles de Microsoft por el precio, pero por desgracia no se encuentra disponible el uso en pantalla de Surface Dial en Surface Go. Para hacer uso de sus capacidades, tendremos que utilizarlo fuera de la misma con conectividad Bluetooth.

Lo que sí que han decidido incluir es el modo en el que podremos disponer de las mejoras de Surface Studio en un 2 en 1 para llevarnos donde queramos. La bisagra de nueva generación se encuentra disponible en este dispositivo, pudiendo colocarlo desde 0 hasta 160 grados de inclinación.

Una cosa a destacar del modo Studio es que no está pensado para que lo usemos si movemos mucho la mano, y es que se balancea más que con la inclinación máxima anterior. Si queremos alguna otra cosa, podemos usar los 145º que había hasta ahora. De hecho, notaremos la diferencia a la hora de utilizarlo gracias a que resulta algo más complicado colocarlo con esos 15º de más.

Rendimiento, lo mejor de Surface Go

Uno de los puntos más importantes, y el que más atención ha recibido entre los usuarios que conocen el dispositivo y tienen sus dudas. Surface Go funciona realmente bien en casi todas las situaciones en la que lo pongamos. Por supuesto, hay que tener muy en cuenta el precio y el factor forma del mismo, y es que si ponemos un juego a 4K, va a ser difícil que pase de los 2 fps.

 

Surface Go
3DMark Time Spy299
3DMark Sky Driver2977
3DMark Cloud Gate3995
3DMark Ice Storm Xtreme15605
CrystalDiskMark Lectura948.4 MB/s
CrystalDiskMark Escritura127.7 MB/s
PCMark1581
Geekbench 4 Single Core1457
Geekbench 4 Multi Core2808

Una de las cosas que promociona Microsoft es que este dispositivo está creado pensando en las aplicaciones de Office, por lo que ya dejaron claro que no esperemos grandes cosas en cuanto a tareas pesadas. Una vez que tenemos esto claro, podemos empezar a disfrutar del buen rendimiento que ofrece.

Windows Hello es una medida de seguridad que deje de utilizar en mi Surface Pro 4 porque no ofrecía el mejor rendimiento posible, y porque tardaba mucho en reconocerme en varias ocasiones. Esto es algo que no he experimentado con la Surface Go, y es que al volver de la suspensión, no tarda nada en reconocerme.
Surface Go
El resto de las funciones se ejecutan perfectamente en este dispositivo, aunque no es perfecto y si que podemos encontrar que, alguna vez, suceden problemas que pueden no dejarnos todo lo satisfechos que nos gustaría. Un ejemplo de esto es con el Surface Pen, en el que más de una ocasión al hacer trazos cortos muy seguidos, no reconoce algunos, y debemos esperar algún segundo para empezar a realizarlo de nuevo.

Por si queda alguna duda sobre el rendimiento del mismo, y como funciona abriendo aplicaciones y con diferentes tareas, hemos grabado un pequeño vídeo en el se que puede ver algunas acciones iniciado el dispositivo de 0, algo que se puede apreciar a la hora de iniciar sesión por primera vez, que no es tan veloz como en el GIF anterior.

Autonomía

Este es uno de los puntos más importantes del dispositivo. Ya que Microsoft lo promociona como lo ideal para llevárnoslo de un lugar a otro sin problema, es importante que la autonomía acompañe. Ellos indican que se pueden obtener hasta 9 horas de uso en reproducción de vídeo. Por supuesto, estos no son los datos que más adelante obtendremos, al menos no si no estamos en unas condiciones muy concretas.

Durante los primeros días, todo lo que conseguíamos obtener era un máximo de 4 horas de uso, con el bluetooth y el wifi conectados. Personalmente encuentro esto bastante decepcionante, aunque poco a poco se ha conseguido obtener más. De hecho, realizando un reporte de batería con cmd se han obtenido datos muy dispares, siendo bastante fácil la forma de obtenerlos.

Reporte de batería de Surface Go a día 28 de septiembre

La duración media con todo conectado ha subido por lo general a casi 5 horas, que sigue siendo menos que los datos que da Microsoft. Si necesitamos obtener más horas, la solución más sencilla es quitar el wifi cuando no haya posibilidad de conexión.

En el momento en el que quitamos esta conexión, vemos como la estimación de batería sube hasta las 9/10 horas, datos que cumple sin problema, aunque ya hay que realizar más pasos de los que sería lo ideal. Aún así, tener una forma para poder hacer que dure la batería lo suficiente con un simple paso es una mejor solución de lo que podríamos pensar en el momento.

Cargarlo es bastante sencillo, pudiendo utilizar el cargador que incluye Microsoft con el dispositivo, y que al contrario que lo que ocurre con los de la Pro, este no nos va a permitir cargar dos dispositivos a la vez.

Una opción muy importante es que, como sabemos, solo dispone de 1 USB-C como único puerto de conexión para la transmisión de datos. A mayores, podemos usar este puerto de carga lo que permite que tengamos otra opción con un puerto mucho más accesible y que, si se rompe el cargador o nos lo olvidamos, no haya que gastarse otros 90€ en un nuevo cargador.

Conclusión

No esperaba absolutamente nada de Surface Go, sinceramente, y toda la sensación que tenía por el Harwdare del mismo y algunos comentarios, era que me iba a llevar una decepción importante. Por supuesto, no ha sido así, y desde el primer momento que se ha encendido, ha ido estupendamente.

Microsoft ha logrado un muy buen trabajo de optimización. Obviamente hay que tener en cuenta para que es el dispositivo, por lo que si queremos jugar a un juego que no sea “de Tablet” vamos a tener una mala experiencia. Quitando esto, una persona en el día a día, que navegue por la web, utilice la suite ofimática de Office y lo utilice para Netflix u otros servicios de vídeos bajo demanda, tendrá una buena experiencia.

Uno de los perores puntos para hacerse con el dispositivo es tener que comprar a parte un teclado de, mínimo, 99€. Es necesario para obtener la experiencia completa, pero también hay que saber que no son muchos los dispositivos, y menos en este formato, que te ofrecen lo mismo por tan poco precio, de 449€ para la versión de 64 GB eMMC y 4 GB de RAM o de 599€ para la versión de 128 GB SSD y 8 GB de RAM.

Nota: Gracias a Microsoft por aportar el dispositivo para realizar el análisis.

microsoftinsiderxyz

3 Comentarios

  1. Hola,
    Seré lo más objetivo posible.
    Tengo la Surface Go de 4Gb y 64Gb. La adquirí en la Store de Microsoft antes de que estuviera disponible, por lo que tardé casi un mes en recibirla.
    Todavía tengo la Surface 2 con Windows 8 RT que no se actualizaba a Windows 10 por lo que decidí comprar la GO en su formato más barato. Junto con el Pen y el teclado me costó unos 600€.
    No tengo ninguna queja de su funcionamiento, evidentemente no es un PC de alta gama, pero para trabajar con el Office y alguna cosa más es perfecta.
    Su tamaño es ideal, iba a optar por la hermana mayor de 12,5″ pero me parecía demasiado grande. esta es muy manejable.
    Tal como comentan algunos “Bloggers” no se le puede pedir más.
    Creo que su rival mas directo es el iPad 2018 y creo que la relación precio-calidad-rendimiento es superior en la Suface GO.
    Además la alta compatibilidad con Office y OneDrive hace que sea un equipo lo suficientemente versátil para el fin con el que fue diseñada.
    Windows 10 en modo S para mí es suficiente, seguro y fiable, rápido y eficaz.
    No tengo más que añadir. Quien quiera otra cosa, ya sabe que puede comprar la Surface Pro 6 (la más grande) por la buena cifra de 3.000 y pico Euritos.
    Saludos

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here