El Ignite no solo nos ha desvelado cosas buenas. Microsoft también ha anunciado cosas no tan buenas. Una de ellas es el anuncio de abandonar las aplicaciones de Office Mobile de Windows 10. Las apps continuarán su desarrollo  en Android e iOS. Una nueva problemática dentro de Windows 10 y las apps universales, un gran concepto que se va apagando con el tiempo.

Microsoft abandona Office Mobile

La historia de las apps de Office comenzó con Windows Phone. Era la manera de ofrecer Office en cualquier dispositivo, una solución que encontró un gran aliado en las tablets de Windows pequeñas. No en vano, podíamos usar todo el potencial de manera gratuita en tablets de menos de diez pulgadas.

Estas apps no ofrecían nuevas opciones frente a las apps de escritorio pero, ofrecían un entorno táctil más agradable. Algo ideal para promocionar un uso táctil. Al abandonar Microsoft las apps de Office Mobile se está forzando a ofrecer una alternativa de aplicaciones de escritorio que suplan esta marcha. Es el momento de Microsoft de ofrecer una alternativa táctil en las apps de Office para aquellos usuarios con una tablet Windows.

Por otro lado, una app se ha salvado de la extinción. OneNote mantendrá su app UWP que ha condenado a su homónima de escritorio. Esto podía ser debido al proyecto de Andrómeda o al buen hacer del equipo de OneNote que, además, no carece de funciones frente a la app de escritorio. De momento, podemos disfrutar de una app de OneNote sublime.

En este momento Microsoft tiene múltiples problemas con las UWP. Parece que por algunos momentos se apaga su uso, se reducen sus capacidades y no ha cuajado como se esperaba. Por otro lado, la compra de Xamarin no ha solventado los problemas que había entre sistemas operativos y su presencia se ha difuminado.