Cuando presentaron el Fitbit Versa pudimos deleitarnos de la calidad de la pantalla y un diseño sobresaliente. La firma americana había aprendido del diseño de su primer smartwatch el Fitbit Ionic y con este smartwatch mostraba una línea más curva y elegante. La experiencia mejora con un uso continuado.

Fitbit Versa, la excelencia del diseño

Cuando vimos por primera vez el Fitbit Versa fue amor a primera vista. Su diseño más redondeado y su atractiva pantalla LCD de 1.34″ y resolución 300 x 300 atrae a todo el mundo. La calidad de la pantalla no ha supuesto ningún problema a la hora de usarlo en exteriores. La gente de Fitbit se ha decantado por usar aluminio para la carcasa para conferirle mayor rigidez y, resistencia al agua hasta 50 metros.

Los accesorios y las correas vuelven a demostrar que la personalización está muy presente en Fitbit. Además, optan por un cargador donde no sea necesario desmontar el reloj, algo mucho más cómodo a pesar de su autonomía de 4 a 6 días.

La monitorización continua, la presencia de apps, la reproducción de música y la posibilidad de pagar mediante Fitbit Pay son algunas de las apuestas de la compañía de San Francisco para su segundo SmartWatch.

Las apps y la música reducen la dependencia del smartphone

Fitbit se aventura con Versa en su segundo smartwatch con FitbitOS. Un sistema operativo que demuestra ser rápido, competente y cada vez más completo y personalizable. Las apps siguen creciendo a la par de sus funcionalidades.

Este Fitbit Versa nos ha sorprendido por la posibilidad de disfrutar de nuestra música sin necesidad de disponer de nuestro smartphone. Para aquellos que os guste ir al gimnasio se acabó la necesidad de llevar vuestro smartphone. Fitbit ofrece dos posibilidades:

  • Cargar hasta 2,5GB de música en el Fitbit Versa
  • Utilizar Deezer y disponer de nuestra música en nuestro smartwatch

La conexión con los auriculares se realiza por bluetooth y, al disponer el Fitbit Versa de WiFi, podemos acceder a la música en todo momento. Una alternativa increíble para olvidarnos de nuestro smartphone mientras entrenamos.

Las apps centradas en el deporte o en nuestro día a día también están presentes en el Fitbit Versa. Además, los desarrolladores ofrecen nuevas apps casi a diario. Es interesante poder ver el tiempo o gestionar nuestro trabajo en la bici con Strava. FitbitOS es una gran alternativa a los grandes sistemas operativos y estamos deseando conocer sus evoluciones.

Un mundo de oportunidades en el deporte y más allá

Desde que Fitbit compró FitStar allá por 2015, lo han venido integrando en sus modelos más interesantes. En el Fitbit Versa también está presente aunque siguen teniendo el mismo problema, no podemos modificar las rutinas que queremos que estén presentes en Versa.

La detección de deportes y en carrera es sensacional. Las pruebas realizadas muestran una precisión absoluta a la hora de salir a correr y nos ayuda a poder realizar un seguimiento más preciso de nuestro entrenamiento. Fitbit ha afinado a la perfección este dispositivo y es interesante poder ver un histórico de todo lo que sucede.

Por otro lado, Fitbit Pay pone en alza la fortaleza de Fitbit en el mundo de los smartwatch. La comodidad de pagar desde el smartwatch es una realidad. Cada día es menos necesario salir con nuestra cartera de casa y se simplifica pagar en cualquier momento. De momento en España podemos trabajar con las siguientes entidades:

  • boon. de Wirecard
  • Santander (Mastercard)
  • Servicios Financieros Carrefour (Mastercard)
  • Openbank

Confiamos en que muy pronto se sumen nuevas entidades a Fitbit Pay para hacerlo más interesante y menos dependiente de algunas entidades. Por el momento las pruebas que hicimos demuestran que es muy cómodo de acceder y utilizar. En cuestión de segundos podemos pagar.

Una app inigualable

El epicentro del éxito de Fitbit surgió con su app. La posibilidad de saber como ha sido nuestro rendimiento deportivo o nuestra actividad diaria y competir con nuestros amigos es clave. Poder realizar retos y que nos motive es una manera de atraer a los usuarios a seguir usando su dispositivo.

La otra ventaja es la universalidad de Fitbit. Podemos usarlo en nuestro dispositivo Android, iOS, Windows 10 Mobile o Windows 10. La sincronización funciona e incluso recibimos las notificaciones de nuestro PC con Windows 10. Fitbit ha sabido diferenciarse y ofrece una experiencia semejante con independencia de nuestro smartphone.

Conclusión

Fitbit ha hecho un trabajo excepcional con Versa. Las líneas de diseño más curvas, su diseño diferente y manteniendo las claves de su éxito hacen de este smartwatch una gran alternativa. Su precio de salida 199€ hacen que este smartwatch pueda ser una compra increíble ahora o en alguna oferta puntual.

En futuras ediciones deberán mejorar la velocidad del sistema operativo, la posibilidad de cargar rutinas de Coach y reducir todavía más los marcos de la pantalla. La inclusión de GPS sería bienvenido por los más deportistas para poder prescindir del smartphone. Por otro lado, esperamos que corrijan cierto problema en la rutina de los 10 minutos de abdominales que no funciona como debiera.

Esperamos que la tienda de aplicaciones siga creciendo y Fitbit se postule como una alternativa con buena relación calidad/precio a Apple y WearOS. El segundo dispositivo con FitbitOS es una muestra más de la evolución constante de la firma.