Tras varios rediseños en la app de Cortana para iOS y Android, Microsoft se decidía a probar suerte en su propia plataforma, Windows 10. De esta manera, los Insiders comenzaban a recibir una nueva interfaz para el asistente personal en las compilaciones de Redstone 5. Así, Microsoft podría recabar feedback y hacer de Cortana algo más atractivo para el usuario.

La nueva interfaz duplica la anchura con el objetivo de mostrar más información y facilitar las búsquedas. Además, añade enlaces a las últimas actividades de la línea de tiempo y muestra sugerencias sobre preguntas rápidas que podemos hacerle a Cortana. El cambio se realiza desde el lado del servidor de forma progresiva, por lo que no es necesario realizar ninguna acción.

Más información a simple vista

El buen feedback cosechado a llevado a Microsoft a desplegar la nueva interfaz de Cortana a los usuarios de Windows 10 que actaulizaron sus equipos a April 2018 Update. El objetivo de la actualización es proporcionar más información a simple vista, aumentando la productividad al ahorrar clics innecesarios.

Interfaz en Windows 10 RS5

Por ejemplo, a la hora de abrir una aplicación, tenemos a mano opciones como abrir la ubicación del archivo o ejecutar como administrador, que hasta ahora solo aparecían al desplegar el menú contextual con el botón secundario del ratón.

Al realizar la búsqueda de archivos, podremos incluso copiar la ruta completa de la ubicación del fichero, además de ver a simple vista algunos datos como su última modificación y el tipo de archivo con el que estamos tratando.

También, como decíamos, Cortana nos mostrará ejemplos de preguntas rápidas o tareas que podemos pedirle, tal como «Calcula la raíz cúbica de 354» o «¿Cómo están las acciones del Santander?». Por último, Timeline cobra protagonismo al integrar las últimas actividades dentro de la interfaz del asistente.