Hace poco, se reveló un proyecto en el que estaba trabajando Google. El nombre de dicho proyecto es Campfire. Este proyecto quiere que los usuarios del Pixelbook de Chrome puedan disponer de Windows 10 sin necesidad de hacer operaciones complicadas.

Google quiere ofrecer Windows 10 para donde no alcance Chrome OS

Hace poco se ha mostrado en XDA Developers que Google estaría trabajando en un DualBoot que permita a los usuarios de los Pixelbook utilizar Windows 10 sin tener que pasar por pantallas especiales. La sorpresa ha sido cuando se ha detectado en GitHub la presencia de nuevas variantes de Campfire vinculadas a otros hardware.

Desde XDA indican que requeriría un hardware potente trabajar con esta nueva funcionalidad. Siendo necesarios al menos 40GB de almacenamiento. Esto dejaría fuera directamente a los equipos Chromebook con 32GB de almacenamiento.

Al ser una solución sencilla, Google quiere ofrecer actualizaciones de firmware para estos equipos. Algo similar a lo que hace Apple con Bootcamp en los equipos MacOS. Al ser semejante a Bootcamp, Campfire, cuyo nombre es bastante parejo, ofrecería una gran flexibilidad a los usuarios de ChromeOS. Así, se justificaría un poco el precio más elevado de los Chromebooks de gama alta.