Microsoft, Facebook, Google y Twitter se han unido para anunciar una nueva iniciativa de estándares llamada Data Transfer Project, diseñada como una nueva forma de mover datos entre plataformas y de esta manera dar más control de sus datos al usuario. Microsoft y Google a través de sus blogs, han descrito el proyecto como una nueva forma de permitir a los usuarios “transferir datos directamente de un servicio a otro, sin necesidad de descargarlo y volver a subirlo”.

Objetivo principal del proyecto

El objetivo de este nuevo proyecto es crear un marco de trabajo de código de código abierto que se pueda conectar a dos proveedores de servicios en línea, lo que permitirá una portabilidad de datos sin interrupciones, directa e iniciada por el usuario entre las dos plataformas. Utilizará las API existentes de los servicios y los mecanismos de autorización para acceder a los datos. Pero usará adaptadores específicos del servicio para transferir esos datos a un formato común y luego volver a la API del nuevo servicio de manera segura.
Actualmente, el código existente del proyecto está disponible en código abierto en GitHub. Gran parte de la base de código consiste en adaptadores que pueden traducir las API propietarias en una transferencia interoperable, de esta forma se conseguiría que los datos de Instagram sean viables para Flickr y viceversa. Entre esos adaptadores, los ingenieros también han construido un sistema para encriptar los datos en tránsito, emitiendo claves secretas para cada transacción. Especialmente, este sistema estácentrado en transferencias únicas en vez de la interoperabilidad continua habilitada por muchas API. La mayor parte de la codificación hasta el momento ha sido realizada por ingenieros de Google y Microsoft, quienes durante mucho tiempo han pensado la idea de un sistema de transferencia de datos más robusto.

proyecto datos Google Microsoft

Poseer los datos y usarlos, son cosas totalmente diferentes

Muchas de las plataformas más usadas y conocidas en la actualidad ofrecen alguna herramienta que nos permite descargar nuestros datos, pero esas herramientas en escasas ocasiones se conectan con otros servicios. La nueva legislación GDPR de Europa, requiere que la empresa de dicho servicio nos proporcione información sobre los datos que haya almacenados sobre nosotros. Entre esos datos nos podemos encontrar con correos electrónicos o fotos, pero también con  datos más privados como nuestro historial de ubicaciones o nuestros perfiles de reconocimiento facial que muchos de nosotros ni siquiera nos damos cuenta de que se están recopilando.

data transfer project

Es un momento delicado para un proyecto de datos compartidos

Recordemos que hace no mucho tiempo, Facebook estuvo envuelta en el escandalo de Cambridge Analytica. Google tampoco se libra, se ha enfrentado a grandes protestas por el hecho de que aplicaciones de correo electrónico de terceros no manejan los datos de los usuarios de Gmail de forma adecuada. Al mismo tiempo que muchas compañías tecnológicas se están enfrentando a duras sanciones antimonopolio, la mayoría de ellas centradas en el acceso a los datos de los usuarios.

Se pretende que los usuarios puedan mover sus datos entre los diferentes tipos de servicios como Instagram y Flickr de la manera más sencilla posible, pero sin olvidar que las compañías deben proteger nuestros datos de la manera más segura posible. Con este acuerdo, se quiere impulsar la unión de más empresas y disminuir los monopolios de datos. Lo que junto a la portabilidad, generaría un equilibrio de poder entre las plataformas y nos beneficiaría a los usuario obteniendo más control sobre nuestros datos.