La división de Xbox ha estado jugando más allá de sus fronteras durante los últimos años. Primero, llego la estrategia PlayAnywhere que nos permite jugar en otros dispositivos con Windows 10. Esta estrategia tiene otros elementos y algo que mejorar.

Xbox, sus armas para conquistar el PC

La división de Xbox ha dado buenos resultados últimamente, sin embargo, en Microsoft son conscientes de las limitaciones de su estrategia. Una consola solo alcanza a alrededor de un 10% de los usuarios de Windows 10. Es por eso que Microsoft quiere conquistar a los jugadores de PC.

Xbox es una marca de renombre y calidad para intentar hacer esa incursión en el PC. Para ello, cuenta en primer lugar con un aliado de primera. Play Anywhere permite jugar en Xbox o Windows 10 con una única licencia guardando nuestro progreso. Esto convence a los usuarios de Xbox a jugar en cualquier sitio y mantener su progreso cómodamente.

El segundo elemento clave ha sido GamePass. Con esta suscripción podemos jugar hasta 100 juegos en Xbox One por un precio mínimo. Esto, combinado con Play Anywhere nos ofrece la posibilidad de jugar a grandes juegos de Xbox en nuestro PC a un precio muy asequible. Estos dos elementos pueden ofrecer una experiencia diferente de jugar en Windows 10. Pero todavía tiene ciertos problemas que deben solventar.

Xbox Game Pass julio

Los contratiempos de la estrategia

La estrategia rozaría la perfección de no ser por ciertos detalles. La realidad es que los detalles son importantes, muy importantes y Microsoft no debe descuidarlos. Esos son los condicionantes que pueden hacer que la estrategia sea un éxito o un fracaso.

En primer lugar debemos hablar de Xbox, pero como se hablaba en el pasado de Games for Windows Live. Si, alguno de vosotros habrá sentido un escalofrío recorrerle la espalda. La conexión con Xbox es necesaria, es la manera de guardar el progreso en la nube. El problema es que la conexión puede alargarse a más de un minuto. Xbox debe ser un ejemplo de la fluidez y el rendimiento y no puede permitirse estos tiempos.

La Tienda de Microsoft es un aliado pero puede resultar un lastre sino se gestiona bien. Esta Tienda cada vez tiene un funcionamiento mejor y un rendimiento espléndido. Sin embargo, la falta de clasificación limita poder ver de un vistazo la oferta de juegos Play Anywhere disponibles. Tan solo disponen de un pequeño sello que los identifica.

Por último, otro elemento que no se puede dejar de lado es el rendimiento. Los juegos de la Microsoft Store han comenzado con mala fama. Forza Horizon 3 no funcionó como se esperaba en la Microsoft Store y eso es algo que no se puede permitir.

Buen comienzo… si se remata la jugada

La realidad es que Microsoft ha planteado una estrategia diferente con su denominado Netflix de los videojuegos. Poder jugar a un centenar de juegos sin limite por una cantidad que no llega a 10 euros al mes es el sueño de cualquier jugador de consolas o PC. Recordemos que los juegos tienen un precio medio de 40-60€ y GamePass costaría 120€.

Con Forza Horizon 4, Sea of Thieves y State of Decay 2 tenemos garantizado cubrir el precio del Game Pass este año. Si además añadimos juegos indie de calidad como WarHammer Vermintide 2, Ashen y otros muchos, el éxito está asegurado.

Microsoft solo debe asegurarse de que el funcionamiento de la tienda sea óptimo también para los jugadores de PC. Si termina de pulir los detalles mencionados Steam contará con un poderoso rival.