El equipo de Xbox suele cumplir con sus promesas y ahora aquella promesa realizada hace ahora dos años por Phil Spencer con la que aseguraba que el soporte para ratón y teclado llegaría a Xbox One parece está más cerca de hacerse realidad.

Microsoft ha ido realizando movimientos en este sentido, llevando la compatibilidad con periféricos a la beta de Xbox One en agosto del año pasado, pero ahí quedó todo. No volvimos a saber nada más acerca del soporte de ratón y teclado en la consola de los de Redmond, hasta ahora, que gracias a una filtración publicada por Windows Central hemos podido saber que Microsoft y Razer se estarían preparando para lanzar sus periféricos para Xbox One.

Los desarrolladores serán quienes pongan los límites

No obstante ahora, gracias a una presentación filtrada donde la compañía detalla los requisitos de dichos periféricos, hemos descubierto los planes de los de Redmond para con su consola. En estos documentos Microsoft hace especial hincapié en la ventaja que supone en determinados títulos competitivos el utilizar ratón y teclado frente al clásico mando, indicando que puesto que la consola detecta cuando se está jugando con ratón y teclado, los desarrolladores tendrán la posibilidad de separar a los jugadores de teclado y ratón de los de mando.

Además, Microsoft también invita a los desarrolladores a supervisar las partidas que se desarrollen entre jugadores con mando y ratón y jugadores con mando a fin de realizar pequeños ajustes que permitan equilibrar la balanza. Así mismo el equipo de Xbox ofrecerá una nueva API a los desarrolladores para que estos puedan detectar y así bloquear los ratones y teclados que traten de ofrecer una ventaja a los jugadores haciéndose pasar por mandos.

Los ratones con conectividad Bluetooth no estarán soportados

Para terminar, indicar que la compañía indica que los ratones que se conecten vía USB, ya sean mediante cable o de forma inalámbrica, estarán soportados, siempre y cuando no incumplan alguna de las exigencias de la compañía claro está, mientras que los ratones con conectividad Bluetooth seguirán siendo incompatibles con la consola.