Muchos de vosotros no os acordaréis, sucedió en 2013, pero durante el CES 2013, Microsoft mostraba una tecnología denominada IllumiRoom. Esta tecnología hacía uso de Kinect para Windows y un proyector para eliminar parte del escenario permitiendo combinar el mundo virtual y real. Por ejemplo, el sistema podría cambiar la apariencia de una habitación induciendo a un movimiento aparente y ampliando el campo de visión. Ahora es una realidad con Lightform.

Lightform, la telepresencia más real

El sistema hace uso de la apariencia y geometría de la habitación  mediante Kinect y lo adapta en tiempo real sin necesidad de preprocesar los gráficos.

La tecnología nunca se convirtió en un producto real, pero, algunos de los ingenieros que crearon el prototipo nunca abandonaron la idea. Los cofundadores de Lightform, Brett Jones y Raj Sodhi trabajaban en Microsoft en esta tecnología y, ahora, con la ayuda de partners de la industria han creado Lightform, un dispositivo que se acopla a nuestro proyector y que permite controlar la forma de la luz para adaptarse al entorno y a los objetos de la habitación.

Su solución dispone de una cámara de alta resolución y un procesador que se conecta a la cámara por HDMI. Esto proyecta un patrón en la superficie y escanea la habitación detectando que hay en ella. Esta tecnología cuesta tan solo 699 dólares y la empresa se plantea utilizarla en un futuro en juegos.

Además de este kit también disponen de uno que incluye un proyector 1080p, un trípode y más por 1499 dólares. Las primeras unidades de este revolucionario producto llegarán en verano y su distribución comenzará en noviembre de este año.