Siempre se dice en España que cuando el río suena es que agua lleva. Se venía rumoreando que GitHub podía ser la próxima gran compra de Microsoft y así ha sido. Una compra de grandes dimensiones.

Microsoft compra GitHub por 7500 millones de dólares

GitHub es un punto de encuentro de desarrolladores. Tras la compra de LinkedIn, esta empresa supone una especialización dentro de las redes sociales. GitHub podría considerarse una red social para desarrolladores.

Esta es la plataforma líder de desarrollo de software con más de 28 millones de desarrolladores. Aquí los desarrolladores aprenden, comparten y colaboran para crear el futuro. El objetivo de Microsoft es que las dos compañías ayuden a los desarrolladores a alcanzar nuevas metas juntos. Desde el comienzo del desarrollo hasta apoyar a los desarrolladores con las herramientas y servicios de Microsoft. Según las palabras de Nadella:

“Al adquirir GitHub incrementamos nuestro compromiso con la libertad de los desarrolladores, la apertura y la innovación.”

Los términos del acuerdo han sido muy diferentes a los rumoreados y GitHub ha sido adquirida por siete mil quinientos millones de dólares en acciones de Microsoft. Esto convierte a GitHub en la tercera mayor compra de Microsoft por detrás de LinkedIn y Skype. Se estima que se cierre la adquisición a finales del presente año.

GitHub mantendrá su manera de trabajar y será una plataforma independiente para los desarrolladores de todas las industrias. Los desarrolladores, claves en esta plataforma podrán seguir usando los lenguajes de programación, herramientas y sistemas operativos que se les antoje.

Nat Friedman, ex-CEO de Xamarin, ha sido el encargado de darles una calurosa bienvenida. Ahora que casi cada compañía es una compañía de software, GitHub unirá a más de 1,5 millones de compañías en casi cada país del mundo. Una red de desarrolladores increíble y que ahora formará parte del conglomerado de Microsoft.

Desde Microsoft incluirán a GitHub como una parte del negocio de la Intelligent Cloud. Así, Microsoft quiere ofrecer a los desarrolladores nuevas maneras de trabajar juntos. Sin embargo, ya os detallaremos posteriormente el efecto rebote que ha supuesto que muchos desarrolladores den el salto a GitLab al desconfiar de lo que puede suceder con GitHub en manos de Microsoft.