El uso de la nube ha eliminado el consumo de servidores locales pero, hay servidores que basan su consumo energético en la red eléctrica convencional. Sin embargo, desde hace un tiempo Microsoft ha querido darle un toque ecológico a sus datacenters con el uso de energías alternativas.

Una eficiencia del 93% y menos emisiones de carbono con Microsoft

La empresa de Redmond indica que si tan solo el 20% de los clientes on-premises de Estados Unidos migrasen a la nube de Microsoft, equivaldría a eliminar las emisiones en una ciudad como Seattle o Turín.

No basta con disponer de una infraestructura en la nube, los servicios en la nube de Microsoft son hasta un 93% más eficientes energéticamente, y un 98% más eficaces en términos de emisiones de carbono que los centros de datos empresariales tradicionales.

Por eso, esta nube ofrece grandes beneficios en cuando a eficiencia energética y reducción de emisiones contaminantes. Este es el resultado de las inversiones realizadas por la compañía para maximizar la eficiencia TI y apostar por energía renovable. Dichas inversiones están haciendo que la nube sea más atractiva para los clientes, tal y como señalan empresas como Schneider y CDP. No solo reducen el consumo en empresas sino que además la producción es sostenible.

Microsoft dispone de más regiones que cualquier otro proveedor de servicios en la nube. Así, los clientes de todas las industrias pueden moverse a la nube manteniendo la sostenibilidad y responsabilidad medioambiental. Estos son dos elementos clave a la hora de elegir un proveedor en la nube.