Siempre se dice que aprendemos de los errores, Microsoft también ha aprendido y así lo ha reconocido en la Build de este año. John Friedman ha sido el ilustre orador que ha hecho autocrítica de sus errores.

La verdad detrás de los errores de Microsoft

Desde siempre, Microsoft ha dispuesto de una fuerte presencia en el mercado de consumo. Por desgracia, no todas sus apuestas han sido un éxito. Jon Friedman ha sido el impulsor de algunas de ellas. Ahora Friedman se encarga del diseño de Office 365.

Friedman fue el artífice de sonoros fracasos como los relojes SPOT en 2004, los ultra mobile PCs, los teléfonos KIN, y el Courier de Microsoft. Durante la Build, Friedman mostró su carrera en el gigante informático y porque algunos de estos productos han fracasado.

Según Friedman se adelantaron a su tiempo. Los relojes SPOT saltaron a la palestra cuando los teléfonos Bluetooth apenas disponían de opciones o los smartphones no habían comenzado. Estos relojes permitían recibir noticias e información a nuestra muñeca a través de una señal de radio FM.

Han aprendido de las experiencias del pasado y este curioso reloj pasó a la historia hace 10 años. Fue un proyecto apoyado por le mismísimo Bill Gates. Y el propio fundador de Microsoft se refería a él como un ordenador en cualquier muñeca.

Tras este fracaso, Friedman pasó a una nueva idea en Microsoft, los pequeños tablet PCs. Estos comenzaron hace 12 años, antes de que el iPhone y el iPad copasen portadas. «La idea era un dispositivo entre 7 y 10 pulgadas, super delgado, inicio instantáneo y siempre conectado por unos 400 dólares.» Su equipo necesitaba 300 personas en dos años para construir estos dispositivos y en su lugar hubo 20 personas durante seis meses. Querían lanzarlo con Windows Vista y el resultado fueron dispositivos con pantalla resistiva, super gruesos, dos horas de autonomía y 1200 dólares de precio. Friedman confesó que diseño un software terrible para que se pudiese controlar de manera táctil Windows Vista.

Tras este nuevo fracaso, Friedman pasó a la división de Xbox. «Estábamos trabajando en un móvil social, KIN, y estuvo en el mercado durante solo seis semanas. Vendimos alrededor de 8000 unidades». Microsoft lo público con Verizon pero la estrategia fracasó ya que la compañía estaba cambiando a un único sistema operativo. “Era bastante chulo, el futuro de la computación en la nube» explicaba Friedman. De nuevo, aprendieron cosas de los errores y tanto Kin como Windows Phone nunca tuvieron una estrategia clara.

 

El siguiente proyecto de Microsoft era un dispositivo con dos pantallas denominado Courier. «Courier quería ser un puente entre el mundo digital y el analógico» explicaba Friedman. Las imágenes y conceptos lo hicieron popular en la red a pesar de no ser real. «Seguimos trabajando en el concepto de la tinta y trabajando en esta idea«. Friedman entendía que fue un proyecto que no alcanzó el resultado deseado.

Steve Ballmer fue el que decidió acabar con Courier, el funcionamiento era el correcto pero la plataforma detrás suya no era suficiente. Fueron unos momentos duros para Friedman, KIN y Courier fueron cancelados a la vez y fue un momento terrible de su carrera.

Ahora Friedman sigue en Microsoft y es responsable del diseño de Office 365. Tuvo esta misma charla en Seattle pero es la primera vez que se habla en público sobre los fallos de Microsoft. Muchos lo han vinculado con el inminente proyecto para tomar notas con el mismo objetivo que Courier pero un diseño renovado.

Todavía no se ha conseguido ninguna información sobre el misterioso dispositivo de Microsoft Surface con nombre en clave Andromeda. Lo importante de esto es como Microsoft quiere aprender de sus errores y siguen vinculados a los dispositivos.