Estos dos gigantes de la tecnología han ampliado hoy su alianza para animar a los desarrolladores empresariales a ejecutar aplicaciones basadas en contenedores a través de Microsoft Azure y on-premises. Ya no sorprende la implicación de Microsoft en proyectos Linux pero con Red Hat va un paso más allá.

Se acabaron las barreras

Con esta colaboración, ambas compañías lanzarán el primer servicio OpenShift gestionado conjuntamente, ofertado en la nube pública. Este servicio combina todo el potencial de Red Hat OpenShift, la plataforma empresarial Kubernetes más completa de la industria, y Azure, la nube pública de Microsoft.

La modernización pasa por Azure y Red Hat

La conocida consultora Gartner ya lo indicaba el año pasado, las aplicaciones contenerizadas van a alcanzar más de un 50% en 2020 frente al 20% actual. Desde Microsoft son conscientes y no quieren dejar escapar la oportunidad de posicionarse.

Las organizaciones ya recurren a aplicaciones en contenedores y a Kubernetes para impulsar la transformación digital y ayudar a satisfacer las demandas de los clientes. Por eso, la competencia y el mercado, necesitan unas soluciones que les permitan orquestar y gestionar fácilmente dichas aplicaciones tanto en la nube pública como on-premises. Red Hat OpenShift on Azure se diseñará conjuntamente, reduciendo la complejidad de la gestión de contenedores. Siendo ésta la oferta preferida para flujos de trabajo de contenedores híbridos, Red Hat y Microsoft gestionarán y darán soporte conjunto a todos sus clientes.

«en 2010 más del 50% de las empresas en todo el mundo ejecutarán aplicaciones contenerizadas en producción, en comparación con el 20% actual» Gartner

«Muy pocas organizaciones son capaces de aislar por completo sus operaciones de TI en una única nube pública u on-premises; en cambio, es la combinación híbrida de estos entornos la que presenta un camino hacia la transformación digital”, asegura Paul Cormier, presidente de productos y tecnologías, Red Hat.

Al ampliar nuestra asociación con Microsoft, podemos ofrecer la plataforma Kubernetes más completa de la industria en una nube pública líder, proporcionando a los clientes la capacidad de aprovechar más fácilmente la innovación a través de la nube híbrida sin sacrificar la estabilidad de la producción«.

Este servicio, además de ser totalmente gestionado, Red Hat OpenShift on Azure ofrecerá las siguientes oportunidades a los desarrolladores empresariales:

  • Flexibilidad: mover libremente aplicaciones entre entornos on-premises y Azure usando OpenShift, el cual ofrece una plataforma de contenedor consistente a través de la nube híbrida.
  • Rapidez: conectarse más rápidamente, y con una mayor seguridad, entre Azure y los clústeres on-premises OpenShift con redes híbridas.
  • Productividad: acceso a servicios Azure como Azure Cosmos DB, Azure Machine Learning y Azure SQL DB, aumentando la productividad de los desarrolladores.

Los clientes pueden mover más fácilmente sus aplicaciones entre entornos on-premises y Microsoft Azure ya que se aprovechan de una consistente plataforma contenedor en OpenShift a través de las dos zonas de la nube híbrida.

Esta ampliación en la colaboración de Microsoft y Red Hat también incluye:

  • Habilitación de la nube híbrida con soporte completo para Red Hat OpenShift Container Platform on-premises y en Microsoft Azure Stack, permitiendo una base coherente on y off-premises para el desarrollo, la implementación y la gestión de aplicaciones nativas de la nube en la infraestructura de Microsoft. Esto proporciona a los clientes una vía para emparejar el potencial de la nube pública Azure con la flexibilidad y el control de OpenShift on-premises de Azure Stack.
  • Gestión de contenedores multi arquitectura que abarca tanto los contenedores de Windows Server como los de Red Hat Enterprise Linux. Red Hat OpenShift en Azure será compatible con los contenedores de Windows junto con los contenedores de Red Hat Enterprise Linux, ofreciendo una plataforma de administración uniforme que abarca a los principales proveedores de plataformas empresariales.
  • Más formas de aprovechar los datos con una integración ampliada de Microsoft SQL Server en el entorno Red Hat OpenShift. Esto pronto incluirá SQL Server como contenedor certificado por Red Hat para su despliegue en Red Hat OpenShift on Azure y Red Hat OpenShift Container Platform a través de la nube híbrida, incluyendo Azure Stack.
  • Más posibilidades para que los desarrolladores utilicen las herramientas de Microsoft con Red Hat con, por ejemplo, suscriptores de Visual Studio Enterprise y Visual Studio Professional que obtendrán créditos de Red Hat Enterprise Linux. Por primera vez, los desarrolladores pueden trabajar con .NET, Java o los frameworks de código abierto más populares en una única plataforma.

La pieza que le faltaba a Microsoft

Para Scott Guthrie, vicepresidente de la nube y empresa en Microsoft, han conseguido combinar el liderazgo de Red Hat y Microsoft en Kubernetes, nube híbrida y sistemas operativos empresariales para simplificar el complejo proceso de gestión de contenedores, con una solución pionera en la industria en Azure”.