Son muchas las ocasiones en las que hemos estado con nuestros amigos en un party chat y alguien ha lanzado la pregunta de «¿A qué jugamos?» formándose un silencio hasta que uno de los integrantes responde con un título de agrado para todos, Marooners llega a Xbox One con el fin de ser la respuesta a esta típica pregunta.

Nosotros hemos podido probar este título indepediente desarrollado por M2H y vamos a abarcar con vosotros las bondades y pegas del divertido party-game que nos hará picarnos más de una vez con nuestros amigos.

¿En que consiste Marooners?

Como ya hemos dicho anteriormente, Marooners se trata de un videojuego multijugador propio del género social/ familiar con una temática sencilla, enfrentar a un total de entre 2 a 6 jugadores a la vez en una serie de mini-juegos sencillos dónde se alzará con la victoria aquél que obtenga más monedas durante las partidas.

Pelea por monedas en el modo grupo

Y es que este es el objetivo del «modo grupo», mediante los distintos mini-juegos que jugaremos en cada partida se nos irán apareciendo monedas que deberemos recolectar antes que nuestros rivales, teniendo la posibilidad de golpearles con nuestra arma o con diferentes potenciadores que entorpecerán al rival con el fin de quitarles monedas y de esta manera robárselas.

Marooners

Pero no solo deberemos estar pendientes en cada mini-juego de las monedas que debemos coger, sino también de mantenernos con vida el mayor tiempo que podamos en cada nivel debido a las diferentes elementos que añadirán un extra de dificultad a la partida, como rocas, lava y otros elementos, y que en el caso de ser el único jugador con vida del nivel seremos recompensados con una cantidad generosa de monedas.

Tras haber jugado un total de 5 mini-juegos llegará el momento de hacer recuento y conocer aquél que ha recolectado más monedas, siendo premiado con mayor experiencia que los demás que nos servirá para aumentar nuestro nivel y obtener diferentes tipos de skins para nuestras partidas.

Enfréntate a tus amigos en el modo arena

El segundo modo de juego disponible se trata del «modo arena». Aquí nuestro objetivo pasa a ser expulsar a nuestros rivales de la plataforma a lo largo de mini-juegos ligeramente distintos a los disponibles en el «modo grupo». Podremos usar para alcanzar nuestro fin nuestra propia arma o diversos potenciadores. El ganador será aquel que haya aguantado mayor tiempo durante los niveles.

La acción frenética llega en el modo caos

Todo esto nos puede recordar a títulos como Mario Party debido a su simplicidad a la hora de jugar, sin embargo este título despunta de otros gracias al «modo caos», un modo cambiante que hará que los mini-juegos vayan cambiando de manera frenética y aleatoria durante la acción de cada uno de ellos.

Esto nos puede llevar a situaciones tan divertidas como estar peleando con nuestros amigos en un escenario de hielo deslizante dónde coger monedas y no caernos de la plataforma sea nuestra prioridad a llevarnos de repente a otro escenario donde deberemos esquivar una serie de rocas mientras nuestro objetivo siguen siendo las monedas. Sin embargo también podremos aplicar esta variante al modo caos.

De hecho estas serán las pocas configuraciones que podremos hacer a nuestras partidas, teniendo también la posibilidad de mezclar los modos comentados con anterioridad.

Lo mejor y lo peor de Marooners

Tras haber disfrutado del título de manera intensiva puedo decir que el juego cumple con el objetivo, que es entretener y provocar situaciones realmente graciosas con nuestros amigos a lo largo de partidas que tendrán una duración de 5 minutos, dónde el modo caos presenta sus luces y sombras.

Por un lado este modo nos proporcionará un dinamismo y frenetismo único en las partidas pero que por el otro lado los saltos que realiza de mini-juego a mini-juego al ser completamente aleatorios pueden llegar a interrumpir momentos de tensión y pueden hasta llegar generar confusión.

En cuanto a la duración del juego, tendremos aproximadamente 5 minutos por partida, en la que variará entre los 30 mini-juegos disponibles. En realidad, hay 6 u 8 mini-juegos, pero llega a 30 gracias a diferentes diseños y versiones. Esto provocará que nos aburramos pronto del título al sentirlo repetitivo

Marooners, un título divertido pero escaso

En resumen, Marooners es el videojuego ideal para disfrutar con tus amigos ya sea online o en tu casa gracias al multijugador local, sus diversos modos y mini-juegos nos llevarán a situaciones competitivas a la par de divertidas, sin embargo su escaso contenido nos hará cambiar de juego a las pocas horas.

Si tienes claro que quieres pasarlo de escándalo momentos puntuales con tus amigos entonces puedes comprar Marooners en la Microsoft Store por 9,99 euros. ¿Qué te parece? ¿Estás listo para picarte con tus amigos? ¿Qué juego te ha picado más con tus amigos?

Agradecemos a M2H por habernos proporcionado una copia del mismo para su análisis