Tras ver los movimientos recientes en el campo de Windows Phone uno se pregunta ¿porqué no sucede esto con el resto de hardware? Según la superficie o tienda a la que vayamos necesitamos haber estudiado antes. Y eso pasa factura después, se achacan problemas al sistema operativo y habría que culpar a un mal comercial o a un presupuesto demasiado ajustado.

Vemos como ordenadores que aún conservan el antiguo logotipo siguen ahí, el logotipo se cambió hace dos años… Eso, si te has estudiado las tecnologías te deja una mala sensación, una impresión de que te quieren dar gato por liebre. Creo que sería básico que más que poner las especificaciones se pusiese un año entre paréntesis o semejante y tratar el precio en concordancia. Si bien es cierto que un equipo con un procesador Ivy Bridge (del año pasado) no es malo, creo que deberían anunciar que es cada cosa.

Luego, el ver como se ofrece como chollo o ganga un equipo con procesador Sandy Bridge (De hace dos años) ya mosquea. Que seguirá funcionando, sin duda, pero te venden como chollo lo que debería considerarse una liquidación. Y que el usuario tenga que venir sabido de casa es algo que no todo el mundo quiere. Si que es cierto que Microsoft ha entrenado a comerciales y vendedores para poder disponer de un conocimiento adecuado para ayudar al cliente a la hora de comprar pero, creo que hay que cambiar el estilo.

Por un lado, Microsoft debe crear imagen global. Si cada marca además quiere disponer de su área está bien, pero desde Redmond deberían tener claro como mostrar los productos, que información indicar y quizás una clasificación del estilo de los exámenes americanos (A, B, C, D…) para evaluar el equipo que compras y cuando se evaluó para saber de qué año es el producto.

Se ha visto que, tras los anuncios de Windows con bing y gratuito para dispositivos de menos de 9″ los OEM se han despertado de su letargo y empiezan a ofrecer productos que pueden hacer temblar los cimientos de un inconsistente Android. Está en manos de los fabricantes ofrecer ambas alternativas, y en manos de Microsoft mejorar su tienda. En la actualidad hay aplicaciones que deben ser borradas sin que le tiemble el pulso. Y esas aplicaciones dan también una imagen equivocada del sistema operativo y su tienda. En la imagen que podéis ver se puede ver un desarrollador con 779 aplicaciones de basura, todas iguales. A mi eso no me convence.

Apps Pwnbreakfast

Para terminar, deben ofrecer un sistema de actualización sencillo que permita crecer los equipos con Windows 8 y 8.1. Al ser una empresa de servicios, Microsoft debería ser capaz de obtener suficiente flujo de dinero desde la tienda y desde el uso de sus servicios asociados a Bing y Office. Y vosotros que opináis, ¿Debe mejorar Microsoft ese área? ¿Qué mejoraríais de la distribución de los fabricantes?

Comments are closed.