La semana pasada saltaban las alarmas con una compra de esas de las que no deja indiferente a nadie. Apple sacaba la chequera y se compraba Beats Audio. Las tres grandes han tenido compras de desembolsos importantes y otras compras más puntuales. Vamos a ver un poco la forma de actuar de cada una y lo que hay detrás. En este artículo vamos a ver las adquisiciones de una forma diferente.

Toda gran empresa como las tres del titular tienen una caja que ya nos gustaría poder tener nosotros o nuestra empresa. En ciertos momentos tienden a tener que adquirir una empresa por los siguientes motivos: empieza a crecer mucho, es innovadora, complementa algo, alguno de los otros dos lo puede hacer. Yo siempre he sido partidario de la independencia entre empresas y no tantas compras. Vamos a empezar directos al asunto.

El caso de Apple

Apple es conocida por saber dar un halo de elegancia o de pomposidad a todo lo que venden. Hasta yo me bajé en su día Safari para Windows creyéndome la historia. Apple en general hace compras ocasionalmente y son compras muy puntuales. Por ejemplo, en 2013 compró 10 empresas y todas de menor cuantía. Solo PrimeSense supero los 300 millones, recordad PrimeSense fueron los pioneros con Kinect.

Hasta este año, Apple nunca había gastado más de 1.000 millones en adquirir una empresa. Bueno su tope ahora está en los 3.200 que se ha dejado en Beats Audio. Y resulta curiosa la situación porque, siguiendo las palabras de Tim Cook suena a dejadez. Indicaba el CEO de Apple que podían haberlo hecho ellos pero, era dedicar un importante grupo de personas a trabajar en ello. De estas palabras yo diría que está entre dejadez y precaución tras lo sucedido con los mapas.

Los de Cupertino en general hacen adquisiciones o inversiones de capital para asegurar que dispongan de la tecnología o material que necesitan sus equipos. Digamos que sus movimiento son para una mejora puntual o para asegurar su posición en determinadas situaciones. En resumidas cuentas, le gusta ser el primero.

Google y sus 136

Ese gigante informático que nació en 1998 y que inicialmente fue ignorado ha amasado en 16 años de vida la nada desdeñable cifra de 136 adquisiciones hasta 2013. Eso sitúa un nivel de compra de empresas de más 8 compañías/año. Eso es una burrada que ha pasado desapercibida. Y por eso el gigante creado por Larry Page y Sergey Brin  asusta un poco. La realidad es que solo en el primer semestre de 2013 ya había comprado 16, incluyendo la compra de Waze el navegador social de origen israelí por casi 1.000 millones de euros.

El caso de Google es como el del niño malcriado, compra empresas como quien se lo pide a su madre. Ahí tenemos el caso de Makani, con quien podría haber llegado a un acuerdo. Y otras muchas empresas que disponían de un negocio que acabo cerrando tras su compra. Más recientemente se produjo la adquisición de Nest, una marca de termostatos por 3.200 millones de euros. Era una marca muy al estilo Apple pero, fabricaba termostatos. Roca ve preparándote, Google va a por ti.

En general Google no es una empresa que firme acuerdos pese a su ya poco creíble lema “Don’t be evil”. Google si ve que complementa su buscador, que ya cubre de todo, lo comprará y lo integrará. Y si pasado un tiempo falla lo desechará, pedirá disculpas a sus usuarios y seguirá adelante como un depredador.

Microsoft, picando de todo

El caso de Microsoft viene en parte acotado debido a que como es el gigante informático cualquier movimiento en falso puede ser considerado que va contra la competencia. Desde hace tiempo Microsoft se ha movido por pequeñas adquisiciones y muchos acuerdos. Si buscáis información en el corto plazo aparecen pocas compras. Entonces, ¿ha estado parada la gente de Redmond?

Desde luego que no, se han movido con sutileza para evitar más ataques monopolísticos. Por ejemplo bing es el caso más llamativo. La información de eventos viene de Zvents con quien tienen un acuerdo. Salud y bienestar viene por una adquisición en 2007. Recetas obtiene los datos de varias webs (Delish.com, MyRecipes.com, y Epicurious.com) . Para el tiempo cuentan con Intellicast y Foreca. Ha tenido compras fáciles de recordar como la reciente Nokia o Skype pero, no muchas más.

Es sabida igualmente su colaboración con Foursquare, Nook y otras empresas para poder hacer uso de sus datos pero mantenerlas independiente. Es un arma de doble filo pero, es dar la oportunidad a cualquier negocio antes de absorberlo y despiezarlo. ¿Qué postura os gusta más?¿Estáis de acuerdo con lo comentado?